Menús de configuración en el Panel de Administración

El hierro es un mineral fundamental para el organismo humano que permite el correcto crecimiento y desarrollo. Su función esencial radica en que forma parte de la hemoglobina y la mioglobina que son las proteínas encargadas del transporte de oxígeno en el cuerpo.1

El hierro se encuentra principalmente en los alimentos y su absorción se ve favorecida por la ingesta de alimentos con vitamina C. La entrada de hierro y la pérdida de este en un principio se encontrarían en equilibrio, pero distintas alteraciones pueden romperlo y ocasionar un déficit de hierro produciéndose la anemia.2

Según la OMS, hay más de 4.000 millones de personas con déficit de hierro y se estima que un 15% de la población mundial padece anemia ferropénica.2

Las necesidades de hierro varían a lo largo de la vida dependiendo de la edad, pero también se ven influenciadas por otros factores como el sexo, la dieta, el estilo de vida u otras patologías asociadas como:

  • Patología digestiva
  • Enfermedad oncológica
  • Patología renal
  • Insuficiencia cardiaca

Además, algunos colectivos como los deportistas de élite, los donantes de sangre y las personas que siguen determinadas dietas como los veganos, entre otros, pueden llegar a sufrir déficit de hierro que debe ser adecuadamente abordado. 

En este curso, profundizaremos en el conocimiento del metabolismo del hierro y cuáles son las necesidades en los diferentes tipos de pacientes, estudiaremos cuál es la clínica a observar en cada uno de ellos, cómo se debe diagnosticar correctamente el déficit de hierro y la anemia ferropénica y cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso. 


1. Hierro. Dietary Supplement Fact Sheets. NIH. 2019.[Internet] Disponible en https://ods.od.nih.gov/factsheets/iron-datosenespa%C3%B1ol/
2. Villegas A. Anemia y déficit de hierro, un auténtico problema de salud pública. EFE Sañud, 2018. [Internet]. Disponible en: https://www.efesalud.com/anemia-deficit-hierro-salud-publica.